La evolución de las plataformas de servicios financieros a través de las décadas incrementó la complejidad de los sistemas. Se han ido agregando nuevos procesos y software a la infraestructura, con el objetivo de reparar problemas o hacer actualizaciones, lo cual lleva a que los sistemas sean:

  • Incapaces de soportar cambios vertiginosos
  • Altamente complejos y con muchas interdependencias
  • Con un soporte débil, ya que son pocas las personas que conocen el funcionamiento interno del sistema completo
  • Pobremente documentados
  • Frágiles y generalmente llegando al final de su vida útil

La mayoría de las empresas de servicios financieros reconocen que sus sistemas son complejos y pueden ser simplificados, pero no saben por dónde empezar, ni cómo medir y monitorear todos los aspectos de sus sistemas. La complejidad de un sistema crea muchos problemas, como ser la carencia inminente de agilidad en el negocio. Esto aumenta los procesos y reduce el rendimiento, incrementando los procesos de garantía de calidad y los costos de evaluación. Por tales motivos, la ejecución ágil se hace muy difícil.

La Complexity Measurement Framework (CMF) de Axxiome consta de una serie de talleres de arquitectura y un análisis de información que permite que los consultores puedan evaluar, comunicar y gestionar las complejidades de un sistema bancario. CMF evalúa integralmente un cierto sistema y utiliza Indicadores de Complejidad Clave (KCIs, por sus siglas en inglés) para evaluar el sistema en cuanto a cuatro dimensiones, permitiendo que las organizaciones puedan detectar dónde se ubican los mayores desafíos de las complejidades.

Axxiome creó CMF para ayudar a las organizaciones a entender mejor el mapa de aplicaciones del sistema desde la perspectiva del riesgo. Con CMF, las organizaciones pueden llenar la brecha de información entre el área de TI y el resto, creando un plan para el manejo de la complejidad y la simplificación de los procesos existentes.

6.5.5 Complexity Measurement

 

Más información

ODEMOS AYUDARLE. CONTÁCTENOS.